Pesadilla vegetariana (anuncio retro)

Mientras aquí tenemos los insulsos anuncios de Gallina Blanca y marcas similares, en los hogares de alguna de las repúblicas soviéticas que formaban la URSS de mitad de los 80, se curraban unos spots a medio caballo entre el sueño psicodélico y el desconcierto de mal rollo. Un anuncio muy del estilo soviético, con ese montaje contraponiendo imágenes con un ritmo muy marcado, con esa voz en off repetitiva e inquietante, como si fuera una fuerza superior la que gritara sin parar “pollo, pollo, pollo, carne picada de pollo…”. Según lo que hemos podido saber, el anuncio es de 1986 y trata de convencernos de las bondades nutritivas y de la calidad de la marca, de lo feliz que ha sido el pollo siendo triturado para que luego nos lo sirvan con una amplia sonrisa en un restaurante. A nosotros, en la actualidad, nos parece más una pesadilla vegetariana de mal rollito. Pero tiene algo en su discurso inquietante que nos mola.

Anuncio retro soviético: carne picada de pollo