Follando con musulmanas y otras herejías

Cuando no es sangrienta y mortal, la guerra se vuelve psicológica entre las prepotentes potencias occidentales y el mundo islámico más radical. En ambos lados del planeta, son constantes los mensajes cargados de contenido para crear prejuicios sobre el otro, el “enemigo”. Esta relación ha sido así siempre, viciada desde los gobiernos o líderes de opinión de ambos mundos. Pero ahora llega Bangbros para proponer una nueva forma de acercar culturas y limar asperezas históricas… Sí, estamos hablando de mamadas con velo, musulmanas compartiendo polla de un americano común (lleno de parches de motorista y otros clichés) y comiéndose el conejo entre ellas. Buen intento de demostrar que puede haber amor entre ambas culturas, queridos amigos de Bangbros, pero yo veo más bien una nueva guerra mundial asomando por escenas como ésta, juas, juas.