El marido de Devyn Cole es cornudo y le gusta